¿Por qué hay estaciones?

Hoy hemos estudiado en clase los movimientos de rotación y traslación de la Tierra. El movimiento de traslación de la Tierra en torno al Sol junto con la inclinación de su eje son la causa de las estaciones. Mirad este fragmento de documental de la BBC para saber más sobre el tema:

En este otro vídeo también podéis encontrar la explicación de las estaciones:

Anuncios

6 comentarios sobre “¿Por qué hay estaciones?”

  1. Galileo descubrió que la tierra giraba en su eje de rotación, a parte de los otros movimientos, el de traslación, el de precesión, el de nutación y el de la gravedad que tiene con otros planetas, que es casi imperceptible.

    Me gusta

    1. A lo largo de los siglos han existido diferentes calendarios, en los que un año podía llegar a durar 354 días como en el calendario romano ¡o incluso 445 días! (a este se le llamó el “año de la confusión” y ocurrió en el año 46 a.C.)
      Históricamente, febrero ha tenido siempre menos días que el resto de meses, pero se quedó con 28 cuando al realizar el paso de un calendario a otro, se quedó fuera del reparto de días sobrantes.
      Echa un ojo a este artículo y mañana lo comentamos en clase: http://www.abc.es/sociedad/20140228/abci-febrero-corto-201402261427.html

      Me gusta

    2. La vanidad de Octavio Augusto hizo que el mes de febrero se quedara con solo 28 días, 29 en los años bisiestos.

      Según cuentan los historiadores, 23 años antes del nacimiento de Cristo, Octavio le cambió el nombre de su mes a agosto tal como se cambió al mes Quintil por julio, en honor a Julio Cesar.

      Pero no contento con ello, le quito un día a febrero y se lo puso a su mes pasando a tener 31 días al igual que julio.

      El astrónomo del Instituto de Astrofísica de Canarias (IAC), Juan Antonio Belmonte, dijo que de esta versión no existen pruebas a pesar de haber infinidad de estudios al respecto. Sin embargo, todavía continúa la duda de saber por qué era entonces febrero el mes más corto del año. Porque era el último en el calendario romano, cuando diciembre era el décimo, como correspondía, explica.

      El año comenzaba el 1 de marzo (“martius”, de Marte, el dios de la guerra) en el primer calendario romano, que originariamente se dividía en solo 10 meses.

      Numa Pompilio, sucesor de Rómulo, intentó solucionar el problema introduciendo dos meses más, enero (ianarius, dedicado a Jano) y februarius (el mes de las fiestas “februas” de purificación).

      El año pasó a tener 354 días, pero de forma ocasional había que incluir un mes más, el mercedinus, en el que se pagaba a la servidumbre y que a menudo era manipulado por intereses políticos y económicos.

      Los egipcios fueron los primeros en desarrollar un calendario de 365 días, basándose posiblemente en sus observaciones del ciclo anual del Sol.

      Admirado por los conocimientos egipcios y ante el desfase acumulado de cerca de tres meses al que había llegado el calendario romano, Julio César encargó la elaboración de uno nuevo a Sosígenes de Alejandría. El astrónomo ajustó el calendario a 365 días anuales, repartiendo los 11 días de más entre los meses que pasaron de los 29 y 30 días a los 30 y 31, salvo febrero, que al ser el último se quedó fuera del reparto.

      Incluyó un día extra cada 4 años que, siguiendo la tradición romana de los meses intercalados, se fijó entre el 23 y el 24 de febrero. De ahí el nombre de bisiesto.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s