Descubren un planeta monstruoso que «no debería de existir»

La presencia de un enorme planeta gaseoso en el sistema de una estrella enana de tipo M, contradice los modelos de formación planetaria.

Fuente:  http://www.abc.es/ciencia/abci-descubren-planeta-monstruoso-no-deberia-existir-201710312121_noticia.html

(Javier Serrano Dalda, 1ºESO)

Anuncios

Los escalofriantes sonidos del espacio captados por la NASA

El espacio es un lugar oscuro y vacío en el que la ausencia de aire impide que se extienda el sonido. Sin embargo, los instrumentos de las sondas que el hombre a enviado a sus profundidades son capaces de captar otros tipos de energía y traducirlos a sonidos reconocibles, a través de la llamada «sonificación de datos».

Fuente: http://www.abc.es/ciencia/abci-escalofriantes- sonidos-espacio- captados-nasa-201710302027_noticia.html

(Javier Serrano Dalda, 1ºESO)

Reproducción de estrellas de mar

En semana santa estuve en el oceanográfico de Valencia. Había muchos acuarios pero en uno de ellos se podía ver claramente el fenómeno de la reproducción de este animal, es decir una estrella sin una pata y otra estrella con otra igual al lado. Además, he investigado un poco:

Hay especies que presentan sexos separados y especies hermafroditas. Asimismo, se caracterizan, en general, por una importante reproducción asexual, con un alto poder de regeneración, que puede ser de dos tipos: la llamada esquizogonía distal, en la que el disco corporal se divide en dos mitades y cada una regenera los tentáculos, y la esquizogonía branquial, en la que un brazo regenera el animal entero.

Fuente: http://acuatic.galeon.com/esdemar.htm

(Juan Collado Echevarría, 1ºESO)

Resuelto el misterio de los círculos de hadas de Namibia

Los enigmáticos patrones del desierto son fruto de la interacción entre termitas y plantas.

A lo largo de la costa de Namibia (África), la escasa vegetación que crece en el desierto del Namibia forma unos extraños círculos alrededor de calvas en la arena. Conocidos como círculos de las hadas, cada uno de ellos forma además hexágonos con sus vecinos más cercanos. Estos patrones regulares han intrigado durante años a los científicos. Ahora, un estudio publicado en Nature y con participación española, señala a la interacción entre insectos y vegetación como sus creadores.

patrones

De las varias hipótesis sobre su origen, dos son las que más frutos han dado. Una señala a la acción de las termitas que crearía las calvas. La otra dice que es la interacción entre la escasa agua y las plantas lo que crea estos patrones. Durante años los científicos intrigados por estos círculos se han ido agrupando alrededor de estas dos hipótesis consideradas antagónicas: o son las termitas o son las plantas.

Fuente: http://elpais.com/elpais/2017/01/18/ciencia/1484748491_648148.html

(Rodrigo M.V., 1ºESO)

Descubren la estrella más redonda que se conoce

A simple vista, decir que una estrella es redonda, parece una obviedad, pero si vamos al detalle, una estrella redonda es una rareza. La semana pasada, el Instituto Max Planck para la investigación del Sistema Solar y la Universidad de Gotinga anunciaron el hallazgo del objeto natural más redondo que se conoce. Se trata de la estrella Kepler 11145123, un objeto con un diámetro que dobla el de nuestro Sol y se encuentra a 5.000 años luz de la Tierra.

Los cuerpos celestes, cuando rotan, se deforman ligeramente y se achatan por los polos. La Tierra, por ejemplo, tiene un radio de 43 kiómetros más si se toma como referencia el ecuador que si se mide por los polos. Una diferencia del 0,3%. En el caso de la estrella analizada por los científicos de las instituciones alemanas, el radio solo es 3 kilómetros mayor en el ecuador frente al millón y medio de kilómetros de radio que tiene de media la estrella. Con una diferencia del 0,0002% su redondez raya la perfección.

la-estrella-kepler-11145123-comparada-con-el-sol

Una de las causas que pueden explicar la forma de este astro es su lenta velocidad de rotación. Necesita 100 días para completar un giro sobre sí misma frente a los 26 que requiere el Sol. Esto, explican los astrónomos, puede deberse a su edad.

La lenta rotación no serviría para explicar la redondez de Kepler 11145123 y los autores del estudio, que se publica en Science Advances, plantean que debe haber otras explicaciones, como la presencia de un campo magnético en latitudes bajas que de una apariencia más esférica a la estrella.

Fuente: http://elpais.com/elpais/2016/11/22/ciencia/1479819851_476468.html

(Rodrigo M. V., 1ºESO)

¿Cómo se formaron los anillos de Saturno?

Un modelo informático plantea que los anillos de Saturno, Urano y Neptuno se crearon a partir de los restos de planetas como Plutón lanzados contra ellos.

Los anillos de Saturno destilan belleza y armonía, pero esconden un pasado de violencia. Desde que, en 1655, Christiaan Huygens habló por primera vez de su existencia, se ha tratado de explicar su origen, pero la discusión continúa. Este mes, un grupo de investigadores de la Universidad de Kobe, en Japón, ha publicado una nueva hipótesis que puede ayudar a entender cómo se formaron.

saturno-y-sus-anillos-fotografiados-por-la-sonda-cassini

El modelo, elaborado a partir de simulaciones de ordenador, sitúa la aparición de los anillos más famosos del universo en un periodo temprano de la formación del Sistema Solar conocido como Bombardeo Intenso Tardío. Entonces, hace unos 4.000 millones de años, la migración de los planetas gigantes provocó una transformación de grandes consecuencias. Desde el exterior del Sistema Solar donde se había formado, Júpiter avanzó como una bola de demolición hacia el interior, arrasando una primera generación planetaria que comenzaba a nacer junto a la estrella. En aquel tiempo, también Saturno viajó hacia el Sol y quedó trabado con el planeta gigante en lo que se conoce como resonancia orbital. Esa resonancia, un tirón mutuo acompasado parecido al que se produce cuando se impulsa a un niño en un columpio, tuvo consecuencias en todo el Sistema Solar.

Una de las consecuencias de aquel baile entre los dos gigantes fue la distorsión de las órbitas de muchos objetos en el Cinturón de Kuiper. Allí se acumulan infinidad de pequeños objetos de hielo, restos de la formación del Sistema Solar. Atraídos hacia el interior del sistema, bombardearon aquellos mundos en formación y, según los científicos de Kobe, formaron los anillos de Saturno.

Fuente: http://elpais.com/elpais/2016/10/31/ciencia/1477933231_080673.html

(Rodrigo M. V., 1ºESO)